Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Cuatro: Bae Bae

<< Capítulo anterior Caí hacia atrás, impulsada por el retroceso del arma mal disparada. No vi mi vida en un instante, solo sentí una terrible vergüenza por malgastar esa oportunidad. O no. Creo que pensé en eso cuando toqué el suelo. En esa fracción de segundo, lo único que hice fue mirar el extremo del cañón y rogar que no llegara a darme en la frente mi propio disparo.

El rayo fue cubriendo de blanco todo el paisaje —tierra, arbustos, piedras— hasta dejar una columna transparente, que intentaba alcanzar las nubes pero quedaba truncada a pocos metros del suelo. Solté el arma y me tragué el llanto. Estaba aterrada. Pluma había quedado de pie, a dos pasos de alcanzarme. Me miraba todavía, con esa locura asesina en sus ojos. Podía verla extender su mano hacia mí, con algún aparato que nunca sabría lo que era. No mientras no la sacara del bloque de hielo en el que había quedado atrapada.

En mis auriculares, había comenzado otra canción. Un grupo de idols coreanos me pedía que no c…

Entradas más recientes

De la A a la Z: Letra G

Instructivo para amar a un dragón