Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Diez horas, no más

Más les vale empezar a ponerse nerviosos. Verán lo que va a costarles la astucia. ¿Saben lo que valen esas diez horas de vacaciones para un guardián de bajo nivel como yo? Sí, dejé abierto el castillo, pero el infierno debía ser el último lugar al que quisieran meterse, humanos. Han dejado el lugar hecho un asco. El lago de sangre no volverá a ser el mismo. Y pobres súcubos, tiemblan de miedo por esas telenovelas que los han obligado a mirar.

Las palabras de este mes: Astucia, castillo, nerviosos.

Micro para el reto Cinco líneas de septiembre de Adella Brac. También forma parte de mi desafío paranormal con el número diez.
Estoy un poco oxidada, pero ya volveré a remontar.

Entradas más recientes

Anécdota incomprobable

¡Todavía soy amateur!