Rodar y rodar

retodiecinueveOtra vez, el mismo ciclo. Ella pasó del abrigo de la oscuridad, a la luz cegadora de colores, la música y el bullicio de la gente. Entonces aguardó, inmóvil, mientras sus compañeras eran obligadas a girarse, observadas con ojos calculadores y luego elegidas. Una a una. Por cada nuevo espacio libre en la hilera, llegaban más como ellas. Y las que se habían marchado antes regresaban por el túnel oscuro, también.

Alguien le dio una palmada, con torpeza, y no se molestó en mirarla demasiado antes de llevársela con él. Igual que siempre, todo era muy rápido, muy confuso. El calor de aquellas manos sudorosas. El vértigo de lo que seguía. Y el estruendo al caer sobre el suelo pulido, para deslizarse, rodar y rodar.

Todo el tiempo.

Y los demás, de pie, valientes, enfrentándose a su destino. Esperándola. Ella sabía que iba a ser horrible la explosión, que todos sobre aquel escenario macabro iban a odiar aquel momento. Afuera, el silencio tenso y las miradas del público tenían la fuerza de mil flechas. Una decena de mentes deseaban empujarla para verla salir por un costado, escaparse y arruinar el show. Una sola pretendía obligarla a seguir en línea recta, ir hasta el final.

Ella lo sabía. No necesitaba oírlos.

Lo peor era que el show no terminaba ahí, siempre seguía. Era igual, el mismo ritual violento repetido cientos de veces cada noche.

Por una vez, no iba a resistirse. Iba a ir directo al centro de aquella formación perfecta, para arrojarse a los brazos de la muerte.

Se dejó arrastrar por la inercia, la velocidad y ya no pensó en nada. El choque fue brutal, los demás salieron disparados a su paso y ella siguió girando, hasta el fondo. No se arrepentiría de nada.

Oscuridad de nuevo. Al fin.

Afuera, alguien gritó y festejó a los saltos. El marcador señaló el strike con una animación de lo más simpática y se cerró por un segundo la compuerta. Los nuevos pinos quedaron en sus lugares y, por el costado, llegaron más bolas desde el mecanismo subterráneo. Era el turno del siguiente jugador.

+++
Relato escrito para el reto diecinueve de ELDE: Escribe un relato cuyo personaje atormentado solo vea el suicidio como solución.

Quise hacer algo simpático, pero me salió medio turbio. En fin. He vuelto y voy a darme una vuelta por la blogósfera, que necesito leer y no solo escribir

Comentarios

  1. ¡Hola! Me costó darle forma al personaje hasta el final ¡qué suspenso! Me gusta cómo está narrado, jamás hubiese imaginado que fuera una bola de bowling. Es oscuro, pero te ha quedado de diez, por lo menos, lo he disfrutado mucho.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa!!!
    que complicado me parece escribir algo que tenga que ver con el suicidio creo que lo has descrito de una forma que no me pareció tan brutal a pesar de que me he imaginado todo, creo que lo has manejado muy bien ya que me ha gustado como desarrollaste el relato

    Espero puedas pasarte que estés bien!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
  3. Me gustó eso de insinuar algo al comienzo para revelar algo muy distinto. Cumpliste con tu objetivo de hacer algo simpático.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Coincido con el Demiurgo. Parece que el relato va hacia algo trascendental, y termina en la sorpresa de un ciclo banal, algo inanimado que relata.
    Felicitaciones, me gusta.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Je, je,je Te prometo que me iba imaginando de todo conforme leía, desde trata de blancas, cámaras de gas, espectáculos macabros... Pero el final me ha robado una sonrisa. Un reto que de partida ofrecía poca chicha, porque que un atormentado vea el suicidio como única opción es algo casi obvio, pero que has sabido rehacer con frescura e imaginación. Me ha encantado. Aprovecho para desearte un feliz agosto, lleno de inspiración y letras. Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola, Cyn.
    !Vaya sorpresa me he llevado al final!
    Magnífica vuelta de tuerca, y pensar que el comienzo me hizo llevar a pensar otra cosa.
    Me encanto la trama tan original.
    !Abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Pues si que te salió turbio, pero me ha gustado. Muy triste, muy real... pero me ha fascinado. (l)
    Un besito

    ResponderEliminar

Publicar un comentario